RESIDENCIA SANITARIA TENIENTE CORONEL NOREÑA (CÓRDOBA)



Para la primera entrada en este nuevo blog sobre lugares abandonados, nada mejor que un edificio que desde pequeño me atrajo, si bien nunca pude entrar.

Se trata de la Residencia de la Seguridad Social Teniente Coronel Noreña de Córdoba, construida sobre el año 1957 y demolida en 2004.


Algo de historia: Fue el principal hospital de la ciudad de Córdoba hasta que a finales de los sesenta se construyera el Hospital Provincial y en 1975 el Hospital Reina Sofía.

A partir de entonces cayó en desuso hasta que a principios de los ochenta se cerró para ampliar las instalaciones construyendo una nueva ala en la parte trasera, y para reformar las habitacione
s, que se hicieron más pequeñas (de dos camas en vez de seis).




Tras unos años de obras finalmente quedaron paralizadas, pasando el tiempo ante la desidia de las diferentes administraciones, que la dejaron que poco a poco se fuera deteriorando y llenándose de indigentes y drogadictos, que la usaron como vivienda habitual.



Aquí se puede ver la estructura de la ampliación que se estaba realizando, una pena que nunca se terminara.






Durante años su espectral silueta impresionaba a los que pasaban a su lado, bien caminando o desde el tren, que pasaba muy cerca.



Finalmente en septiembre de 2004 comenzó a demolerse, ante el asombro y la impotencia de la mayoría de los cordobeses.



Durante cuatro años estuvo el solar vacío, hasta que esta semana (septiembre de 2008), se colocó la primera piedra de la nueva construcción.

Hagan lo que hagan no estará a la altura del que fue el segundo edificio más alto de Córdoba.



En este enlace de Córdobapedia hay más información sobre su historia y distribución por plantas: Residencia Teniente Coronel Noreña.

Aquí dejo unas fotos cedidas por Artanic, en las que se muestra el derribo desde más cerca. Él tuvo la suerte de poder entrar, y tomar alguna foto.


Entrada principal a la recepción (edificio anexo de 2 plantas: baja y primera) y vista al patio interior.


Lo que queda del patio interior. A la izquierda los restos de una fuente que decoraba el centro del patio. A la derecha la entrada al edificio principal de 9 plantas.


Lateral del anexo de 2 plantas. De no haber sido demolido y desde este punto, esta foto se habría tomado desde el interior del edificio.


Planta semisotano. Entrada trasera izquierda a las viviendas de los trabajadores de la residencia: medicos, enfermeras y limpieza (las monjas vivian en la 8ª o 9ª planta).


Trasera: cuerpo central donde estaban ubicados urgencias y el depósito de cadáveres (planta semisotano), y los diferentes quirófanos (plantas superiores).


Mirando al interior del cuerpo central desde alguna de las ventanas de la foto anterior.


Mismo sitio desde otra ventana. Aunque no se aprecia muy bien debido a las particulas de polvo y el flash, aquí se puede ver el vandalismo y el saqueo que recibió durante los 20 años de abandono. Tabiques y techos fueron derribados para coger los cables o hierros.


Cuerpo central planta baja. Cámaras frigoríficas del depósito de cadáveres.



Posiblemente en el futuro se lamenten por la pérdida de esta joyita, pero ya será demasiado tarde.

Este vídeo subido a YouTube por Artanic, muestra cómo fue su demolición: Derribo de la Noreña.

En estas fotos se ve la comparativa cinco años después.

Como es lógico en Córdoba, con restos arqueologicos incluidos.


Saludos.

2 comentarios:

  1. Hola, soy Artanic, el autor del video que has incluido en este blog. Me alegro de que haya servido para recordar un edificio que nunca se debió derribar.
    He leído al principio del reportaje que nunca llegase a entrar. Yo si. De hecho, lo conseguí cuando ya lo estaban derribando. Si quieres te paso fotos y fotogramas para que lo incluyas en este reportaje. Un saludo de un Cordobés que intentó evitar el derribo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Artanic, realmente sí, fue una pérdida que se perdiera en Córdoba esta joyita.
    Gracias por haber colgado el vídeo en youtube y por permitirme que lo haya enlazado aquí.
    Estoy muy interesado en lo que me has dicho de las fotos para completar el reportaje, yo tan sólo pude hacer estas con una cámara de carrete. Mi correo es vandalikocuster@gmail.com.
    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar