HOSPITAL MILITAR



Este fue un antiguo hospital militar construído en Sevilla por los Estados Unidos sobre los años cincuenta, que sirvió para atender al personal americano hasta que se trasladaron a la Base Aérea de Morón, siendo posteriormente usado por la Seguridad Social durante un poco tiempo hasta que se hizo el Hospital Virgen Macarena en 1975.
Desde entonces tuvo varios usos hasta que finalmente fue abandonado a finales de los noventa.
Actualmente está muy vandalizado y completamente desvalijado por chatarreros. 

Es usado habitualmente para juegos de airsoft y otras prácticas.

El recinto consta de dos bloques de hospitalización de tres plantas y sótano, uno con dos alas y el otro con tres alas.
Además hay una serie de edificios a su alrededor: Pabellón de rehabilitación, habitaciones de los trabajadores, pabellón de consultas y quirófanos, comedor, edificios de calderas y almacenes.

Comienzo con un resumen de los dos bloques de hospitalización.





Las habitaciones tendrían capacidad para dos o tres camas.




Los baños eran compartidos por varias habitaciones.


Las duchas comunes.



Algunos tabiques los han reventado, posiblemente para sacar las tuberías.

Las escaleras son muy oscuras, y por esa puerta se baja al sótano.


El sótano no era muy grande, había que andar algo encogido porque no tenía mucha altura y estaba lleno de forraje.


El bloque contiguo era más grande, pero estaba en peor estado de conservación.




El hueco del ascensor.

Había una zona en la que hubo que ir con cuidado, ya que estaba llena de agujeros, como ya nos advierten en esta pintada.


En esta parte la entrada al sótano estaba tapiada, y tuvimos que entrar por este agujero.

Lo que allí nos encontramos fue semejante al del edificio de al lado, con la diferencia que éste parece que estuvo inundado.


Después pasamos por los diferentes edificios que había en el recinto.
Este de aquí creemos que era el pabellon de rehabilitación.

Estaba en muy mal estado, pero parece que era un salón grande y cuartos de baño o vestuarios.



Esto tan feo eran los edificios de calderas y otras maquinarias, en bastante mal estado.







Luego fuimos al pabellón donde vivían los trabajadores.

A la entrada hubo una pequeña fuente, pero no queda casi nada.

El edificio consta de dos plantas con habitaciones, que compartían baño cada dos de ellas.







Este era el pabellón de consultas, Rx y quirófanos, nos extrañó que estuviera tan alejado de los edificios de hospitalización.


Esta en muy mal estado de conservación, parece que en vez de jugar allí al airsoft hayan jugado a la guerra de verdad.







La zona quirúrgica.







El edificio a pesar de ser sólo de una planta era muy extenso, y en la parte de atrás encontramos esta habitación con una gran campana, que no era la cocina; posiblemente fuera donde se esterilizaba el material o los laboratorios.

Ya en la parte trasera encontramos la zona de mantenimiento.





Luego encontramos un par de edificios bastante feos, uno era el comedor, y el otro sería almacén.


A pesar de llevar tanto tiempo abandonado, aun conserva parte del papel pintado.






Para finalizar visitamos esta nave, no sabemos qué uso tendría.






Y como siempre pongo en todos los abandonos, su correspondiente higuera.


Esto es todo, este reportaje lo hicimos hace dos años, no sé cómo estará el recinto ahora, si se podrá seguir visitando o qué planes tendrá la autoridad competente con estas instalaciones; pero lo más seguro es que sean demolidas en breve por el peligro que tiene que tanta gente visite estos edificios, o por lo menos deberían poner alguna alambrada para que nadie entre en algunas zonas, ya que los agujeros en el suelo de los pasillos o los huecos del ascensor son bastante peligrosos.

Saludos.

14 comentarios:

  1. Increible Vandaliko!!!
    Me ha encantado, enhorabuena, por el reportaje, voy acorriendo a mirar los que me dejé sin ver!

    Un abrazo compañero!

    Custer.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante, muy buen reportaje, mis felicitaciones, siempre me han atraido esos lugares, un saludo y te animo a que te pases por mi blog que lo acabo de retomar, un saludo.

    ResponderEliminar
  3. donde tiene la cabeza ese que sale al final de la foto??

    ResponderEliminar
  4. Pues un espíritu dio cuenta de ella, xDD, no es la única foto en la que descabezo al compañero Custer.

    ResponderEliminar
  5. Hola,

    Me gusta mucho los espacios y las fotos ;-)

    Estaba buscando referencias en la web, localizando virtualmente por un posible rodaje el mes que viene. Alguien me podria decir quien es el actual propietario del Hospital, y si la fabrica de abonos de Fertiberia sigue en pie?

    Gracias y saludos,

    Luis

    eldukie arroba me punto com

    ResponderEliminar
  6. Un saludo. Solo quería comentarte que la mayoría de los destrozos y de los agujeros que hay entre habitaciones y entre las plantas los hacían los bomberos realizando prácticas. Por supuesto que la gente también habrá destrozado algo mas, pero a nosotros nos echaron en alguna ocasión.

    ResponderEliminar
  7. Se conocía como el "Hospital de San Pablo", antiguo "botiquín" de las fuerzas americanas destacadas en Sevilla y después como hospital universitario en tanto entraba en funcionamiento el "Clínico", hoy "Hospital Macarena". Comentaba un catedrático (Bedoya), que durante la fase americana, cuando había un problema en un parto de una súbdita americana, la montaban en un avión y se la llevaban a Alemania.
    Yo lo visité con un cirujano en 1974 y vi una operación en la que le amputaban a un paciente la nariz. Experiencia desagradabilísima. Pero recuerdo poco más. Sí me indicaron que en verano hacía un calor terrible en los quirófanos y que en una ocasión se refrescaban con alcohol y un chorro de oxígeno de una botella (!).
    Nada más y felicidades por la página de otro que le gustan los sitios abandonados y la arqueología industrial.
    Pepe.
    www.ferrobus.com

    ResponderEliminar
  8. Las ultimas fotos corresponden a una de Las dos centrales eléctricas con las que contaba la base, además de una iglesia de la que no queda nada, un cine totalmente completo, un colegio, una discoteca con dos reservados y una gran piscina. Todo esto lo conocí yo en el ańo 1976 ya que hice la mili en aviación y todos los dias trasladaban a30 soldados desde Tablada a esa base añado, que uno de los hospitales se encontraba totalmente equipado incluido el instrumental de los quirófanos

    ResponderEliminar
  9. Accidentalmente nací en ese Hospital en el año 1964, según tengo entendido por mis padres, y fuí bautizado en la Capilla Militar que ahí existía. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Amigo, lo primero felicitarte por el blog, que esta muy bien hecho y resulta muy ameno. Te diré que en la actualidad se siguen organizando partidas de airsoft en el lugar y de paso, comentarte que los airsofters no somos vandalos, solo hacemos uso de las instalaciones tal y como las encontramos. Como comprenderas no nos interesa destrozar las pocas zonas de juego de las que disponemos. Tambien te comento que las bolas que usamos como proyectiles, suelen ser, y cada vez somos mas los que la usamos, biodegradables. Tienes una afición muy sana y bonita, pero no deberias de "invitar" a que se clausuren este tipo de sitios. Evidentemente a nosotros no nos interesa, como te comento algo mas arriba, pero supongo que a ti, tampoco. La unica diferencia entre nosotros y tu es que nosotros practicamos un deporte y tu paseas y sacas fotografias.
    Y creo que ninguna de las aficiones son dañinas.

    Un saludo y de nuevo, enhorabuena por el blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado mi blog.
      No me refiero a los airsofters cuando hablo de vandalismo, más bien a los gamberros y a los chatarreros. De todas formas he editado el texto para evitar errores.

      Coincido contigo en tu opinión sobre que nuestras aficiones son parecidas, y somos los que jamás hacemos daño a este tipo de lugares.
      Precisamente mi compañero de aventuras Custer, que vino conmigo el día que tomé las fotos, practica airsoft, y tengo amigos que también suelen ir por allí a veces para practicarlo.

      Lo de restringir el acceso al lugar, no es que quiera que desaparezcan estas zonas, sino que se acoten las partes más peligrosas del recinto. Este lugar tiene un acceso muy fácil, y el día que lo visitamos había niños por fuera, y un señor mayor curioseando por dentro, y en un descuido pueden tener un accidente.

      Venga, espero que podamos seguir disfrutando de sitios así.
      Un saludo.

      Eliminar